10 Cosas que RRHH debería aprender de IKEA

ikea-sign-web

Dudo que a estas alturas alguien no sepa qué es y a qué se dedica IKEA, sí esa compañía que vende muebles y alguna que otra “cosa” más, y que tiene un logo azul y amarillo como su bandera nacional, ¿Qué aún no sabes de quienes te hablo? Seguro que si miras con detenimiento en tu casa puedes encontrar más de un producto suyo: velas, copas, lámparas, marcos o incluso galletas de esta cadena sueca, pues bien, por si todavía hay por ahí algún despistad@ les diré que IKEA es algo más que una tienda de muebles y de decoración, algo más que es un modo de vida, IKEA ( o a mi modo de ver, debería ser) un referente para todo Departamento de RRHH.

Sí dicho así, puede parecer que estoy totalmente abducida por el sabor de sus galletas de jengibre, es posible porque no es para menos, creo sinceramente que hoy por hoy cualquier Departamento de RRHH debería fijarse y aprender de esta multinacional sueca y aplicar a su filosofía diaria alguna de sus máximas, ¿qué todavía no sabes de lo que te hablo? sube que te llevo, y te lo explico por el camino:

1/ Contratar a las personas adecuadas

Dicho así “Contratar a las personas adecuadas” pareciera como si las empresas no tuvieran interés en tener dentro de sus filas al mejor talento, pero, ¿de verdad creéis que lo van a encontrar si hoy por hoy siguen seleccionando en base sólo a competencias técnicas y trayectoria profesional, en vez de hacerlo basándose en una selección por habilidades, aptitudes y valores de las personas que quieran formar parte de su plantilla? Está claro que “cualquiera” no vale para trabajar en cualquier organización. Y es desde RRHH desde donde hay que buscar “talento comprometido” (y me refiero a talento comprometido desde un principio, gente capaz de llevar la camiseta dentro y fuera de la empresa desde que llega, porque sabe principalmente, dónde llega).

Para ello habrá que buscar personas acordes con los principios y con igual visión que la organización. Si quieres comprobar cuáles son los valores de IKEA tienes disponible en su web un pequeño test con el que descubrir si encajan contigo y con tu filosofía de vida, pincha aquí

2/ ¡Ante todo, gente motivad@!

¿Quién no ha necesitado algo en IKEA y al pedirlo a cualquiera de sus colaborador@s no se ha encontrado de frente con una sonrisa? Y es que cuando una empresa tiene una visión y unos valores definidos que son compartidos por las partes que la integran, resulta muy sencillo estar motivad@.

El compromiso entre la empresa y el/la colaborador@ se produce cuando en éste surge una relación de afecto, un vínculo emocional, que le lleva a darse, a identificarse, a sentirse parte de una organización, se identifica con una forma de trabajar, se identifica con una forma de actuar, o con una forma de vender productos o servicios. Cuando alguien se siente comprometid@ con su empresa quiere permanecer en ella principalmente por la motivación implícita; pero no sólo basta con conocer qué es lo que motiva a tus colaborador@s sino que hay que mantener esos niveles de motivación a lo largo del tiempo y para eso es básico el papel de la comunicación.

A ninguna empresa se le debería escapar que las organizaciones con trabajador@s muy motivad@s, muy comprometid@s tienen un beneficio medio del 29% mayor que otras que no dan importancia a este aspecto, tienen un 50% más de clientes leales y un 44% más de posibilidades de dar la vuelta a unos resultados negativos que las empresas con trabajadores menos involucrados  o menos satisfechos.

3/ Los errores no restan

Seamos honest@s, somos humanos y errores se cometen en todas las empresas, pero éstos deben ser considerados una buena forma de aprendizaje y mejora, no, no quiero decir con esto que se fomenten los errores como parte de un correcto aprendizaje, nooo tampoco es eso! sino que al error se la da la importancia que tiene. Muchas empresas siguen pensando que el que falla es un fracasad@, y en algunos casos hasta reciben algún tipo de sermón y en el peor de los casos, hasta alguna amonestación. Desde RRHH se debe predicar con el ejemplo, todos somos personas, tod@s somos humanos, y equivocarse no es errar, sino aprender para otra vez.

4/ Practicando el Bridge Building

Hay que dejar de centrarnos únicamente en el fomento de las relaciones entre los miembros de un mismo equipo de trabajo; una empresa, es un ente completo, tod@s, independientemente de su área forman parte de ella, ahora lo que hay que promover es el conocimiento y la colaboración entre todas las áreas de la organización, no estaría de más fomentar el Bridge Building, o el conocimiento profundo por parte de un individuo de otros departamentos que no sean el suyo, es cuestión de aportarles experiencias complementarias.

5/ Suecia, China, Polonia, muchos sitios misma filosofía

¿Quién no ha visto cómo en las diferentes delegaciones o centros de trabajo de una misma empresa se promulgan valores diferentes, se hacen las cosas de otra forma y tienen diferentes objetivos?  Desde RRHH debería impartirse coherencia, y promulgar los mismos valores y principios independientemente de donde estén ubicadas las sedes de la organización.

6/ El ego se queda en la puerta

Te puede parecer que ésto es de perogrullo, (pero haberlas haylas, empresas que siguen con su filosofía de D. Fulanito de tal que ocupa un despacho en tal planta y que tiene tal ocupación o puesto y al que se le debe un trato especial por ello) pero, y si  desde RRHH damos a las personas simplemente la importancia que tienen como tal, independientemente de su puesto o de lo que ponga en su tarjeta de visita, o del despacho que ocupen.

 7/ La recompensa: ser parte de la innovación

¿A quién no le gustaría poder aportar su granito de arena y dar su opinión, sobre lo que mejor sabe hacer? su trabajo. Innovación, no es sólo crear un producto muy novedoso, o una nueva línea comercial, innovación también es poder dar tu opinión sobre cómo mejorar la atención a un cliente, dar tu punto de vista sobre un producto, o proponer cualquier cambio o mejora. Y si, ¿ésto de fomentará desde RRHH?

8/ Aprender, la base del día a día

¿Te imaginas no dejar de aprender desde el primer día? En muchas organizaciones se olvidan de la formación, más allá de la formación que reciben los colaborador@s al inicio de la relación laboral. La formación debe ser sin duda, una estrategia no sólo de RRHH, sino una estrategia corporativa que permita a los emplead@s crecer y avanzar.

9/ Colaborador@s pero también padres, madres y gente con vida propia

La conciliación no sólo es cosa de padres y madres de niñ@s, no! la conciliación es cosa de cualquier persona que más allá de su trabajo tiene vida al margen de su dedicación profesional (¡vamos que es cosa de tod@s!). La conciliación debe ser un carril de doble dirección que permita a la empresa tener un “algo más” del trabajador@ cuando lo necesite y que a la vez, permita a este último poder disfrutar de su parcela personal sin ataduras morales ni reglas rígidas ni avocadas simplemente a “calentar la silla”.

10/ Algo + que colaborador@s: compañer@s y amig@s!

8 y en algunos casos, alguna hora más, ésto es lo que pasamos con nuestros compañer@s de trabajo, que en muchos casos dejan de ser simples compañer@s para convertirse también en amig@s. Que un Departamento de RRHH tenga en cuenta esta gran red social y fomente áreas de encuentro entre compañer@s y amig@s para que en su tiempo libre interactuen es todo un avance en cuanto a la forma de entender el trabajo hoy por hoy.

Y tú, ¿tienes algún otra empresa referente para RRHH? Espero tu opinión.