Profesionales de marca personal “gaseosa”

25069328806_408571cd35_o (1).jpg

Tener no significa necesariamente ser…

Y os cuento ésto porque estoy totalmente convencida de que, tener un título de Arquitecto no significa que seas Arquitecto, no al menos, hasta que no hayas trabajado como tal, hayas hecho algunos proyectos y sepas enfrentarte en la práctica a los problemas, apuros y conflictos que se te van a presentar en esa profesión, así que, siento decirte que, tampoco tener un título académico te convierte en un experto en…

Hay que comenzar por ser, luego hacer y más tarde llegaremos a tener… esa es la secuencia lógica que debiera seguir todo profesional en su camino.

Si quieres llegar a ser un buen profesional de RRHH, empieza por cuestionarte: ¿Cuáles son las competencias que tiene un buen profesional de RRHH? ¿Cuáles de esas competencias he detectado en mi? pero sobre todo, ¿de cuáles no dispongo? ¿Cuáles debo mejorar? ¿Cómo piensa un profesional de RRHH, y cómo actúa? ¿Cómo trata a la gente? ¿Cómo habla con las personas con las que trabaja? ¿Y con las qué todavía no forman parte de la empresa…? y yo que quiero ser el mejor profesional de RRHH, ¿Cómo actuaría ante todos estos planteamientos o cuestiones?

Todas estas preguntas enfocadas en EL SER son el paso más importarte, y personalmente pienso que el más costoso y complicado, con diferencia, y al qué hay que dedicar mucho tiempo antes de presentarse como profesional (EL TENER).

¿Y os preguntaréis porque os suelto todo este rollo? Pues porque últimamente, y muy a mi pesar, me estoy encontrando con muchos profesionales que recién salidos de la carrera, y con poca o nula experiencia, también profesionales que tratan de reinventarse en su actividad laboral, han oído por ahí (a mí me gustaría saber qué les ha explicado de marca personal) que deben llenar de titulares su perfil de Linkedin, y presentarse como profesional o experto en esta u otra disciplina: “Experto en Psicología y en PNL, Inteligencia Emocional, Atracción del Talento” y miras su trayectoria profesional y te das cuenta que se ha dedicado el 90 o el 95% de su trayectoria a trabajar en telemarketing, ojo que no tengo nada en contra del telemarketing (que yo también fui chica de pinganillo!)

Pero, ¿estamos locos o qué? Eso es lo que yo llamo una “marca personal gaseosa” qué empiezan con mucha fuerza, que tienen presencia en muchas redes (luego te das cuenta que en el 1.0 no aparecen por ningún sitio, ni han dado ningún taller, ni han publicado en ningún sitio, ni se han atrevido con ninguna colaboración con otros profesionales del sector), vamos que hacen mucho ruido al empezar… pero que luego, poco a poco, como la gaseosa pierden fuelle, se les va el gas, porque es inevitable, no son más que eso, puro gas… y conste que yo siempre digo que no soy ninguna experta en Marca Personal, que para opiniones con criterio ya hay compañeros con mucho más que el mio y sino lee a Andrés Pérez Ortega Guillem RecolonsEcequiel BarricartCristina Mulero o a mi compi Silvia Saucedo por no cansarte mucho con la lista… estoy casi segura que ell@s te dirán que estoy en lo cierto, que no es cuestión más que de sentido común y que este tipo de especímenes son más común de lo que quisiéramos.

Si vas enfocar el éxito de tu marca personal en el SER, te recomiendo:

  1. Qué te tomes el tiempo necesario para saber quién eres y quién quieres ser ¿cómo te gustaría que te conocieran profesionalmente? y luego traza una estrategia para llegar a tu objetivo o tu meta.
  2. Comprométete, nadie dijo que fuera fácil el camino, ten claro que no hay atajos, vas a tener que currártelo chaval! y cómo hemos hecho todos, aprender de los errores, porque te aseguro que los habrá y no pocos, así que, míralos con cara de oportunidad y no te agobies cuando aparezcan.
  3. Si buscas impresionar, halagar, o simplemente “ser reconocido” por los demás, si sólo buscas notoriedad, ainss entonces tengo que decirte que te vas a dar una hostia de mucho cuidado… Hay gente (porque ésto no son profesionales) que optan por la visibilidad para potenciar su marca personal, sin ofrecer nada a cambio a los demás… mi opinión, es una decisión equivocada, errónea a corto plazo, sobre todo, si piensas que sólo así llamaran a tu puerta para ofrecerte trabajo.
  4. Si quieres construir una marca personal consistente, no sólo debes informar sino también inspirar al que tienes frente, pero sobre todo, tienes que aportarle valor, porque de nada te va a valer buscar empatizar con el otro cuando el de en frente, no intuye que tú le estás aportando algo diferente, un valor añadido.
  5. No basta con tener una storytelling y contarla como un loro parlante a cada sitio que vas… no así no, ¿por qué no pruebas a deslumbrar al que tienes frente con tu trabajo del día a día?
  6. No quiero ser pesada, pero tengo que volver a decírtelo, una marca personal no se construye en un sólo día (sin embargo, sí se destruye en cuestión de minutos) y siento confirmarte que no basta con abrirte perfiles en todas las redes… no, no sino quieres ser un profesional de marca personal gaseosa,así que revisa tus valores como persona porque tendrás que ponerlos sobre la mesa, también el ámbito profesional, cada vez más, a las empresas y a los de RRHH nos interesan más las personas y sus valores que sus títulos y másteres.
  7. La marca personal va mucho más allá de la marca profesional, y la primera engloba a la segunda… todavía no te has dado cuenta?

Así que, si has llegado hasta aquí, si has seguido leyéndome te recomiendo un último esfuerzo porque ahora sí, te voy a contar lo que de verdad, yo como profesional del ámbito de las personas y de los RRHH, pienso de ti  y de todos los profesionales de marca personal gaseosa:

  • Tu marca personal será volátil , se irá como el gas de la gaseosa más chisporreante del mercado, te auguro un futuro profesional cuánto  menos, breve.
  • Si sólo buscas popularidad, influencia… te has equivocado de lugar, podrías intentar ser artista, o mejor, concursante de realities, ahora es buen momento y puedes elegir, si prefieres playa o encerrarte en una casa con otros soplaos durante 3 meses… 😉
  • Si crees que por tener +1000 amigos en Facebook o Twitter, vas a triunfar o vas a impresionar a los de RRHH y te van a llegar a pares las ofertas de trabajo, siento decirte, que este número de amigos/contactos tiene que ser directamente proporcional a la calidad de lo que tú ofreces, sino poco a poco, te irás quedando sin ellos (1 follower, 15 un followers…)
  • La marca personal es un medio y no un fin (si te has formado lo más mínimo en la materia, lo habrás oído, es uno de los pilares de esta forma de entender la profesionalidad, pero se ve que tú todavía no lo has interiorizado). 
  • Y por último, baja de la nube de una puñetera vez, tú no has conseguido nada, más que un par de likes, si crees que por publicar un post y tener algunas visitas eres alguien (profesionalmente hablando) te diré que estás muy equivocado, aquí como decían en Fama, aquella mítica serie de los 80, “queréis la fama, pero la fama cuesta”… porqué ¿a cuántos eventos te han invitado en este último mes? ¿en cuántas jornadas has participado? ¿cuántos proyectos has cerrado? o ¿cuánta gente te ha contactado para colaborar contigo? y ahora, la pregunta de traca ¿cuánto has cobrado, o cómo has monetizado esa marca personal gaseosa de la que tanto alardeas?

“No es lo que tienes, sino cómo usas lo que tienes lo que marca la diferencia” Zig Ziglar

Anuncios