Chapa, pintura y motor para tu Marca Personal

DSC03796 copia_Ps

Foto Manuel Morillo®

Siempre he pensado que septiembre es un mes mágico, será por aquello de que cumplo años y  el verano aún no ha acabado (al contrario de lo que muchos piensan), para unos empieza un nuevo curso escolar y para otros es nuestro momento de hacer un alto en el camino, recapacitar y plantearnos nuevas metas y nuevas motivaciones, quizás porque durante los largos días de agosto hemos tenido más tiempo y espacio para la reflexión. No en vano, este bendito mes de septiembre nos brinda la oportunidad de un nuevo comienzo.

Yo siempre he dicho que septiembre es como un lunes inmenso que nos permite comenzar de nuevo y ver el resto de la semana desde una perspectiva más real.

En el ámbito profesional, no hay mejor forma de empezar este “curso escolar”, ¿te apuntas? ¿nos ponemos mano a la obra y damos una mano de chapa y pintura (y tal vez, un repaso al motor) de nuestra Marca Personal?

Lo primero, no me digas, que TÚ NO TIENES ESO DE LA MARCA PERSONAL!

Es posible que no seas consciente de ello, pero la tienes, y la tienes desde la cuna, entonces ¿por qué no la gestionamos de la forma que nos resulte más productiva y eficaz? Alcanzar tus objetivos está en tus manos, sólo debes tener claro cuáles son las herramientas y cómo utilizarlas en tu beneficio; y cuando hablo de objetivos, no sólo me refiero a tu plano profesional, cómo siempre te digo, persona y profesional van de la mano, son la misma clave.

Otra cosa, es qué no estés gestionando tu IMAGEN DE MARCA. 

Prueba, prueba a preguntar al menos a 10 personas de tu ámbito cercano, qué piensan de ti, qué se les pasa por la cabeza cuando escuchan tu nombre, cuándo te ven en redes sociales, te sorprenderán esas opiniones, porque de lo que hablan en definitiva, es de tu reputación, y ya si quieres convencerte de una vez por todas, prueba a googlear tu nombre. Así que, tanto si eres consciente de ello como si no, tanto si hemos hecho algo para gestionarla, como si no, tienes una imagen de marca personal y la proyectas sobre los demás, otra cosa son, los filtros que ellos tengan (y ahí amig@ mi@, tú no puedes influir, pues dependen de sus mecanismos emocionales, de sus valores, de sus experiencias…)

Entonces, NO partimos de 0

No, no partimos de 0. El punto de partida eres y debes ser, .

No quiero resultar pesada, pero no hay otra forma de empezar con tu Plan de Marketing Personal o con la revisión de tu Marca Personal:

♣ Momento de introspección, lo primero es lo primero, si no sabes quién eres, si no sabes qué quieres, si a nivel profesional eres uno más y ofreces lo mismo qué el resto… ¿Por qué te iban a elegir a ti y no a otro?

Entiendo que es complicado, porque esa introspección va a hacer posible que te descubras, y claro, habrá cosas que te gusten y otras que no, así que tocará, mejorarlas y en el mejor de los casos, cambiarlas.

Apunta porque el trabajo no acaba ahí:

  1. Define tus objetivos, ¿dónde quieres llegar?
  2. Ten muy claro dónde estás y cual es el mejor camino
  3. Segmenta, no puedes llegar ni vas a llegar a todos, así que elige a tu público objetivo, elige desde el principio a tus potenciales clientes

♣ Y ahora, pasa a la acción: Aquí tienes 10 pasos que te permitirán empezar a pulir tu marca personal

√ Comunica, haz gala de ese sentido del humor, desecha esa idea de que eres peor profesional si lo utilizas, eso sí, no abuses de él, tiene que fluir de forma natural. No vas a llegar antes si te haces el gracioso, resultarás falso y artificial, el sentido del humor no es ninguna estrategia ni una técnica de venta.

√ Piensa antes de hablar, y por supuesto, antes de publicar, puede parecer una obviedad, pero algunas veces nos lanzamos a escribir sin pensar, y recuerda, la huella digital es difícil de borrar. Piensa antes de entrar en ese debate político o de fútbol, evita temas espinosos en los que puedas herir con tu opinión las sensibilidades de otros, en esos debates se pierden no sólo contactos, sino también clientes y proyectos. 

Y una última cosa, no se te olvide citar al autor del post o publicación que estás compartiendo, sé generoso, lo que no es tuyo, no te pertenece y es justo citar a los que han intentado aportar valor a través de su trabajo.

√ Si publicas, por favor, qué aporte algo. No todo vale, así qué antes de darle al dichoso botón de “publicar” dale a una vuelta, pregúntate si procede lo que vas a publicar, y si de verdad potencia tu imagen de marca. Es preferible no publicar que compartir a diario un contenido vacío y sin mérito. Si estás en internet, si tienes un blog o tienes perfiles abiertos tienes tu negocio abierto 24 horas al día, durante 7 días a la semana y  durante 365 días al año, es importante, que aportes tus contenidos con periodicidad y siempre que sean diferentes y tenga valor. Ni vale todo, ni es profesional cortar y copiar.

√ Revisa y reajusta, tu plan de acción debe contener cambios, con casi toda seguridad el primer camino elegido no te llevará a dónde tú quieres, así que no te agobies por ello. 

√ Sé coherente, porque no serás creíble de otra forma, sé auténtico, no pierdas tu esencia! No sabes el valor que tiene ser tú mismo

√ Sé tolerante, respeta al resto de profesionales, sé correcto, acepta que habrá otros perfiles cómo el tuyo, recuerda, cómo decía mi abuela “el sol sale para todo el mundo y hay para todos”

√ Sé generoso, ofrece, no actúes de forma interesada, yo te lo podría explicar de mil formas, pero es mucho mejor que leas este post de Jessica Buelga que te lo resume estupendamente

√ Estar en redes sociales no implica ni más clientes, ni que te lluevan las oportunidades por arte de magia, por enésima vez, desecha ese mito, porque lo único que te van a permitir las  redes sociales, es tener tu negocio abierto, tu escaparate de cara al público absolutamente siempre ¿no crees que es una razón de peso para cuidar ese escaparate y que proyecte lo mejor de ti mismo? Luego, los clientes llegaran conforme te lo vayas currando.

√ Sal fuera! No te parapetes detrás de la pantalla de portátil o detrás de tu smartphone, éstos sólo son las herramientas, pero los clientes no se consiguen detrás de la trinchera, tienes que demostrar qué eres la solución a eso que está buscando tu cliente, que eres capaz de encontrar aquello que necesita para su empresa o proyecto, que eres en definitiva, ese profesional que está buscando y para ello, tienes tus redes, tienes tu blog, tienes infinitas herramientas (gratuitas en muchos casos) que te darán la oportunidad de enseñar lo que sabes hacer, eso que llaman expertise.

√ Sé paciente, los resultados no van a llegarte de la noche a la mañana, el mercado te buscará por lo que ofreces, por tus productos y servicios, pero es evidente que te va a elegir por tu marca (por lo atractivo, coherente y fiable que resultes de cara a los demás)

Lo dicho, ha llegado septiembre ¿No crees que es buen momento para dar una capita de chapa y pintura a tu Marca Personal? y si es necesario, y  si no lo has hecho hasta ahora, empieza por el motor, empieza por ti, y cuando llegué junio me cuentas los resultados.

” Con el tiempo te das cuenta, aprendes y comprendes…” Anónimo

 

 

Anuncios