¿Encontrar trabajo? Revisa tu actitud

2005_0701_115005_b&w_web (1)

Foto by Manuel Morillo (@fotosyemoción)®

¿Cuántas veces las has escuchado? “Lo sentimos pero no cumples  con el perfil que estamos buscando” “Ya te llamaremos para comunicarte nuestra decisión”, “Lo siento, el puesto ya ha sido cubierto” o “Lo sentimos, pero buscamos a alguien con más experiencia” Si estas en búsqueda activa de empleo, seguro que te sonaran algunas de estas expresiones o respuestas  más o menos recurrentes que son utilizadas por las empresas y a las que, al igual que tú, se enfrentan otr@s much@s en su día a día.

Siento comunicarte a ti que me estás leyendo que no existe una fórmula mágica que te asegure ser el candidat@ elegid@ para ese trabajo, lo siento, es así, no existe, lo que sí puedes hacer es seguir algunas pautas que te darán más posibilidades de encontrar ese puesto de trabajo que tanto anhelas, sobre todo, ahora que comenzamos este nuevo año. ¿Quieres saber cuáles son? Antes de ponerme a ello, te diré que son pautas generales, y que de tu imaginación y creatividad, dependerán como adaptarlas a las necesidades de tu búsqueda de empleo.

Aunque pensándolo mejor, no te voy a contar nada nuevo, ya hay muchos otros artículos que te hablan sobre cómo encarar la búsqueda de empleo, y te dan pautas y consejos, así que como no te voy a aportar nada diferente, prefiero hablarte de algo que seguramente no te has planteado hasta ahora y que influye y de manera notable en este complicado proceso y que  sí que es de tu responsabilidad 100%: tu actitud.

Tu actitud antes de comenzar la búsqueda de empleo

Y me refiero antes de comenzar tu búsqueda de empleo con una estrategia diferenciada,  sí, ya sé que tú llevas tiempo intentándolo y no has obtenido una respuesta positiva, por eso, no ¿crees que debes revisar tu plan de acción y probar con otras fórmulas? Es probable que el cansancio y la falta de motivación derivados de una larga etapa infructuosa de búsqueda de empleo hayan sido letales para tu estado de ánimo y tu actitud. La realidad es que necesitamos estar anímicamente de la mejor manera posible para seguir afrontando con garantías de éxito esa búsqueda de empleo.

Trabajar tu actitud antes de empezar tu proceso de búsqueda de empleo

  • Prueba a darte una oportunidad y confía en ti mism@: Cree en ti y en tus capacidades, y sobre todo, no permitas que nada ni ninguna circunstancia por negativa que sea, ni nadie por mucho que diga que te quiere, te diga lo que eres o no capaz de hacer o conseguir. Se me ocurre que elabores una lista con los objetivos profesionales más importantes que hayas obtenido a lo largo de tu trayectoria profesional, te ayudará a tomar consciencia de todo lo que ya has conseguido en el plano laboral.
  • No dejes que un despido o la pérdida de tu anterior trabajo influyan en tu actitud, piensa más bien, que todo lo que pasa, sucede por algo, cada pérdida no es más que una oportunidad para encontrar algo diferente, algo mucho mejor, existe vida después del despido y sino lee este otro post.
  • Tómate el tiempo que necesites para desconectar, reflexionar, llorar si es lo que te pide el cuerpo, alejarte y tomar perspectiva de la situación para volver al escenario real con más fuerza si cabe. Debes pasar tu periodo de duelo, asimilarlo y encontrar tu propio porqué.

Tú actitud durante el proceso de búsqueda de empleo

  • Si algo he aprendido en la búsqueda de empleo, es que es imprescindible creer en ti mism@ durante este proceso, así que repítete este mantra una y otra vez “Yo puedo, yo voy a conseguirlo” o mejor, “porque yo lo valgo”,  pero ojo, durante todos estos años  he conocido a  pseudoprofesionales que se lo creían tanto que se pensaban que ya no podían aprender más y que estaban de vuelta de todo (craso error), y también he conocido a estupendos profesionales que pecaban de humildes y que no eran capaces de mostrar a otr@s sus mejores competencias, en pocas palabras, “sé humilde pero no tont@”.

Entonces ¿dónde está el punto intermedio? Te ayudaré con una pregunta, ¿Tú quieres encontrar trabajo? Pues créete que lo vas a encontrar y pon todos los medios que estén en tus manos para conseguirlo, pero sobre todo muestra al resto del mundo lo que eres capaz de hacer, déjate de palabrería y demuéstralo con hechos ¿me preguntas cómo?

No son la panacea universal, pero tienes en las redes sociales el escaparate idóneo para mostrar aquello que sabes hacer, así que abre tu blog profesional, interactúa y ofrece tu opinión en los foros de las redes profesionales, recomienda y comparte contenido profesional interesante de otr@s, ayúdales a crecer. Recuerda, cuando apoyas a otr@s no te estas perjudicando, sino todo lo contrario, estarás ayudando no sólo haciendo crecer a otros profesionales, sino que también estarás creciendo tú mism@, y tranquil@, el efecto boomerang no tardará en llegar forma de recompensa.

  • A tu alrededor siempre personas positivas, tod@s, absolutamente tod@s transmitimos energía, incluso de manera inconsciente estamos continuamente trasladando lo que vivimos a los que nos rodean y sobre todo cómo lo vivimos. Así que busca, rodéate de personas con un estado de ánimo positivo, rodéate de optimistas con los pies en el suelo, con ganas de hacer cosas  y compartirlas, esas son las personas que te convienen a ti,  a tu actitud y a tu motivación. Arrímate a ellos, deja que te suban la autoestima y sé consciente de que por el camino deberás dejar a gente tóxica que poco o nada te aportaran en tu proceso de búsqueda de empleo.

Tú actitud después

  • Un NO en la búsqueda de empleo no es nada personal, debes ser consciente de te los encontrarás y es posible, que más de una vez, así que piensa que hay cosas que no están en tus manos, no son tu responsabilidad y no dependen de ti, aprende de tus errores pero no te castigues por ello, recuerda que cada paso que des te acercará un poco más a tu objetivo. Un proceso de selección no termina al salir de la entrevista, al llegar a casa, examina tu actitud, ¿qué has hecho fantásticamente bien y qué podrás mejorar la próxima vez?
  • Tiempo al tiempo, nada llega de la noche a la mañana, paciencia y trabajo son los únicos ingredientes que siempre funcionan en esta receta.
  • Sé consciente de que buscar trabajo es un trabajo en sí, así que tómatelo como eso, como una jornada diaria para conocerte,  para poner en valor tus fortalezas y mejorar  y trabajar tus debilidades.
  • Y para terminar, toma consciencia de qué  es lo que verdaderamente está en tus manos, ¿qué puedes controlar tú? Conocerte a ti mismo, saber poner en valor tus competencias y “disimular” tus debilidades, preparar la entrevista de selección, ampliar tu red de contactos para aprender, compartir y que éstos puedan referenciarte profesionalmente si alguna vez lo necesitas, actualizarte, organizarte en definitiva, y por supuesto,  si hay algo que está en tus manos 100%, eso es tu actitud.

Y ahora si te pregunto ¿cuál es ( ha sido) (o será) tu actitud en la búsqueda de empleo?

“Una actitud positiva provoca una reacción en cadena de pensamientos, eventos y resultados. Es un catalizador y desata extraordinarios resultados” Wade Boggs.

Anuncios

4 comentarios en “¿Encontrar trabajo? Revisa tu actitud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s