La hora de la verdad

Foto by Manuel Morillo (@fotosyemocion)
Foto by Manuel Morillo (@fotosyemocion)

Cuando mi madre me escucha hablar sobre Internet y los contactos de mis redes sociales con los que interactúo a diario, la pobre mujer no puede evitar decirme que tenga cuidado que nunca se sabe quién hay detrás de cada perfil, y es que yo creo que lo primero que se le viene a la mente es aquella truculenta historia de amor-odio televisada entre dos chic@s que se conocieron en un chat y que debió ver en alguna sobremesa cualquiera a la hora del café.

Evidentemente Internet, la Red, es algo más que eso, y los que la utilizamos en nuestra vida profesional lo sabemos bien, y los que no, debéis tomar consciencia de la importancia y de los beneficios que tiene el cultivar una auténtica red de colaboradores en el ámbito profesional.

Si eres profesional o igualmente si eres empresa esto te interesa: La Red, es una oportunidad única no sólo para conocer a otros colegas, empresas y organizaciones y todo lo que ello conlleva, sino también, una oportunidad inexcusable para intercambiar opiniones, puntos de vista y comentarios sobre tu actividad profesional y tu día a día. Además piensa que las redes hoy por hoy son una lanzadera laboral de primer orden para alcanzar el éxito, o al menos, colaboraciones o proyectos en el contexto profesional actual que nos movemos, pero cuanto menos, para dejarte ver y qué te conozcan.

Si estas pensando que tu empresa no necesita estar en las redes, estás pero que muy equivocad@, si piensas que tus clientes ya sabes dónde estás y qué haces, piensa en cuántos clientes te estás perdiendo, y si crees que la calidad de tus productos ya habla por si misma, y no necesita ningún tipo de visibilidad, piensa o al menos empieza a cuestionarte si no sería mejor que una gran comunidad virtual fuese tu mejor valedor@, mejor aún, ¿si ésta no sería tu mejor estrategia de Employer Branding y de engagement de cara a futuros trabajador@s?

Bien, has recapacitado, ya estás, pero ahora estarás pensando ¿a quién te interesa tener en tu Red? Personalmente pienso que el número no es lo importante, sino que debe primar, sin ninguna duda, la calidad de las interacciones que puedas llegar a compartir con tu comunidad, compañer@s interesantes con los que compartir no sólo puntos de vista similares, sino otras aportaciones diferentes y/o complementarias igual de interesantes, así que no cierres tus puertas a opiniones distintas, sigue a gente de tu sector, asegura la diversidad y por supuesto, no construyas tu comunidad únicamente con personas de tu área profesional. A más diversidad más riqueza.

Hoy por hoy en las redes sólo vale el dar y recibir, es la mejor forma de exprimirlas, de sacarles todo el jugo posible, aquí hay que ser generos@s, aunque sea por egoísmo puro y duro, porque al final, un@ termina recibiendo lo que da, esto debe ser una relación “win-win”, así que si te dedicas a compartir únicamente tu contenido, a darte mucha visibilidad ( y ésto incluye tus continuos selfies) y a dejar únicamente tu huella, dejas de ser un profesional interesante para convertirte en un “narcisista virtual”.

¿Desvirtualizar? O lo que es lo mismo, ¿ponerse cara? Sí por supuesto, cada vez es más habitual que las relaciones online se trasladen al mundo real, den el paso al 0.0 y que las personas se conozcan face to face y no se queden bajo el parapeto de las redes, éste es, sin duda, el “paso natural” al que debe conducir la conexión desde el principio.

¿A quién desvirtualizar? Sin duda, a tod@s aquellos contactos que puedas, pero sobre todo, aquell@s con los que mantengas una relación sincera, transparente y de generosidad mutua, vamos, aquell@s con los que te gustaría tomarte un café e intercambiar opiniones y charlas distendidas sin tener que mirar las manecillas del reloj, vamos lo que viene siendo practicar networking.

Pero, ¿qué es el networking? Mucho más que entregar y recoger tarjetas de visitas en eventos, no se trata de hablar y de charlar con gente con la que estás relacionad@ a través de Twitter, Facebook o Linkedin, porque éstas no son más que herramientas, canales que aunque favorecen la comunicación, si te quedas ahí, si te quedas en el umbral de tu puerta, si no sales de tu zona de confort,  te estarás perdiendo todo un mundo por descubrir, conocer y aprovechar en tu entorno profesional.

¿Y si luego no te gusta lo que hay detrás de esa cuenta de Twitter o Linkedin, y si…no es tal profesional? Puede ocurrirte, al fin y al cabo, así es la vida, mucha gente se construye un propio personaje virtual, aunque tarde o temprano esas marcas personales falsas terminan saliendo a la luz. Si alguien no te cuadra, no es el profesional que esperabas o sus competencias brillan por su ausencia, la solución pasaría por dejar de tener ese contacto repetido que teníais o dejar de contar con él/ella porque finalmente es tu prestigio el que está en peligro.

3 razones para desvirtualizar a tu comunidad

• Poner cara a un perfil o avatar te da la oportunidad de conocer a la persona real que hay detrás de él, haciendo la relación a veces más intensa y cercana
• Si vuestra relación está construida sobre una base de honestidad, transparencia y colaboración mutua esta relación se afianzará pudiendo pasar incluso, a la amistad 1.0 ó 0.0
• Se crean o surgen posibilidades reales de colaboración en proyectos y/o trabajo, ¿quién sabe si no hay por delante un futuro profesional compartido?

Este fin de semana he asistido en Sevilla a #EBE15 un evento bloguero donde he podido poner cara, tocar, abrazar y compartir complicidad durante un rato con gente a la que profesionalmente admiro y sigo desde hace años en algunos casos, pero sobre todo, he podido confirmar que detrás de esos perfiles y fotos hay gente de verdad, auténtica y espléndida como @evacolladoduran o @sonia_rmuriel y “descubrimientos deluxe” como @saucedo2punto0 o @humanracerh, gracias a todas chicas, #desvirtualizarmola con gente como vosotras.

Y al resto, os animo no sólo a cultivar  una red o comunidad de la que aprender y con la que poder compartir, sino que os animo a desvirtualizar y ponerles caras, ha llegado la hora de la verdad 🙂

Anuncios

4 comentarios en “La hora de la verdad

  1. Las relaciones virtuales se afianzan con el contacto real. Pasar del 1.0 al 0.0 es un catalizador de la relación, habida cuenta que los humanos mamíferos necesitamos del contacto con otros iguales. El resultado puede decepcionarnos en ocasiones, pero debemos seguir adelante, ya que sirve para “depurar” nuestra red de contactos.

    Me gusta

    1. Así es David, es necesario dar ese paso natural y desvirtualizar a nuestros contactos para comprobar si la relación está basada en los valores que nosotros creemos, y si no es así… pues a “otra cosa mariposa”, pues eso nos ocurre también en la vida misma, gracias por tus palabras

      Me gusta

  2. Que razón tienes Mercedes. A veces me preguntan qué hago tanto en las redes sociales y yo les digo que “sembrar”. Conectarme con personas interesantes, intercambiar ideas y sugerencias. Y con suerte poder llegar a conocer a esas personas “face to face” que es de lo que se trata. Un abrazo y gran post

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s